Con la llegada del buen tiempo, el restaurante Arola inaugura la temporada de terrazas y abre sus extensos espacios exteriores frente al mar. Gracias a su ubicación privilegiada, en medio de los huertos urbanos del restaurante y rodeada por unos extensos jardines de más de 1.000 metros cuadrados, se convierte en un auténtico oasis urbano situado a escasos metros del Mediterráneo.

Una agradable terraza comedor invita a degustar la gastronomía de Sergi Arola, disfrutando del sol en cada bocado. Entre las propuestas se encuentra una variada oferta de Tapas de autor de la cocina Mediterránea contemporánea como la Presa de cerdo ibérico, los Raviolis de rabo de toro o, como no, las famosas Patatas Bravas de Arola. Asimismo, la carta también incluye una sugerente propuesta de pescado y marisco, como los Calamares fritos, servidos como un clásico bocata de calamares, las Ostras del Delta de l’Ebre al natural o el Arroz cremoso de Bogavante.

Además del comedor exterior, la extensa terraza chill-out de Arola se convierte en el lugar idóneo para compartir tardes infinitas frente al mar: desde los cómodos sofás lounge, los amantes del buen tiempo pueden contemplar las espectaculares vistas panorámicas al Mediterráneo.

En la barra exterior de la terraza chill-out manda el buen hacer del barman Diego Baud, premiado mejor bartender de España 2015 en la Campari Essence Century Cocktail Competition, quien se encarga de ofrecer una variada propuesta de combinados y refrescos para disfrutar al aire libre. Por la noche, el ambiente se acompaña por los sonidos más cool, recopilados por los DJs residentes de Arola. Durante los meses de verano, la terraza chill-out se convierte en el escenario para las Noches de Arola, con una programación de música en directo todos los jueves.